CIERTAMENTE, HAS LLEGADO AL LUGAR CORRECTO

Muchos paisanos de bajos recursos económicos necesitan su ayuda. Cualquier tipo de ayuda, tanto econónica como de tipo educativo, es bienvenida.

Entre Colinas

El paso de la cañada estaba triste,

la neblina la cubría con altivez,

las gotas de rocío que ya no existe,

en las verdes hojas del ciprés.

Rumor de torbellinos de aquel río,

que brota la tierra de sus entrañas,

hermosas mirlas alegra con sus trinos,

retumba el eco, en peñas y montañas.

Rodeado de colinas, pueblito lindo,

donde anudado quedo mi pensamiento,

hoy extraño los cantos de esos mirlos,

las aguas claras que coquetean al viento.

Los campesinos que labran la ladera,

desde los ranchos se extiende a tierra grata,

¡oh! que alegría llegar a primavera,

y entre colinas volver a verte Cáchira.

La mesa de piedra adorno de guerrero,

los frailejones bordeando la laguna,

tesoro cáchara saqueado por los guaqueros,

linda lajita como ella no hay ninguna.

En la carrera pastado los rebaños,

un gran pesebre se forma en las colinas,

frondosos árboles, de milenarios años,

en monte negro, Estocolmo y maravillas.

En el silencio irrumpe la cascada,

sus blancas aguas jugando entre las peñas,

cual cabellera de diosa engalanada,

cetro y corona de las más lindas reinas.

Son los aromas del cafetal florido,

las que perfuma la hermosa cordillera,

es el cañón la tibia cuna del río,

cañaduzales endulzan la rivera.

En boca de monte, caramba y su alambique,

en san Antonio pastando sus ganados,

yaraguatales se mezclan con el fique,

en mira flores y el filo engalanado.

Cual imponente el salobre y paramillo,

Bello horizonte el recreo y cristo rey,

cual majestuoso el lucero con su brillo,

en las mercedes reflejos de la ley.

La hermosa brisa del cerro de carcací,

como alto móvil coqueteando a santa ana,

palo quemado el carbón va hasta San Luis,

son los frutales orgullo de la explayada.

Desde las vegas, Ramírez, Villanueva,

las cuatro esquinas, bella vista al manzano,

fueron los mangos la tentación de Eva,

que al pobre Adán sedujo desde el llano.

¡Oh! San José con la santa María,

ven en planadas volar los gavilanes,

en la reforma y canoas tan distinguidas,

que en noches claras de pesca va a galvanes.

Son las sardinas en la laguna de oriente,

en san francisco las cuadras y las cruces,

es gran orgullo la vega con su gente,

remanso de paz destellos de mil luces.

Se esconde el sol, tras el alto de la lora,

en las Américas, el tablazo y barandillas,

en santa rosa imponente y gran señora,

del hondo valle, a la encumbrada cima.

El manantial, la brisa el sol y el viento,

en barro hondo, o allá en la calichana,

en pringador, que se detiene el tiempo,

¡oh! patria chica gloriosa y soberana.

Calles románticas, altivas, empinadas,

lindas mujeres adornan al pasar,

portes de reinas, niñas tan adoradas,

pueblo de mis cuita, tesoro nacional.

Es una perla metida entre colinas,

con mil tesoros del indio motilón,

sus intelectos innumerables minas,

como esmeraldas que invaluables son.

Cual paraíso con clima frío y ardiente,

con fauna y flora variada y abundante,

calor humano radiante entre su gente,

hermosa Cáchira, orgullo flameante.

Mil bendiciones ha enviado el poderoso,

su madre plasma, en una piedrecita,

madre de Dios, del mendigo y buen mozo,

reina de mi pueblo, Virgen de la lajita.

Volver a la Página Anterior

Videos Relacionados
No existen Videos Relacionados

-Comentarios

Adiciona tu Comentario

*Por favor ingrese el resultado de la suma. Evitamos los spammers.