CIERTAMENTE, HAS LLEGADO AL LUGAR CORRECTO

Muchos paisanos de bajos recursos económicos necesitan su ayuda. Cualquier tipo de ayuda, tanto econónica como de tipo educativo, es bienvenida.

Nuestra Cáchira Soñada II

Colombia es nuestro amado país y está lleno de controversias y ambigüedades. Está anclado en las estelas y consecuencias de su propio subdesarrollo aunque sea el territorio más rico del mundo. Carece en su historia, de política, y como consecuencia, de planes de desarrollo. Nos han ofrecido los procesos gubernamentales, pírricos programas de gobierno que no satisfacen nuestras expectativas porque apenas remedian medianamente situaciones coyunturales en épocas pre-electorales.

No obstante y gracias a la calidad y empuje de su gente maravillosa, persiste en su avance (por momentos agónico). Hemos sido gobernados por una clase política que en su mayoría ha sido incapaz, mediocre, corrupta y falaz; por lo tanto, el pueblo siempre ha sido superior a sus gobernantes, de lo contrario seriamos la retaguardia de todas las Naciones. Hoy con tristeza vemos cómo escasean los partidos políticos (que alguna vez, los de vieja data, pretendieron serlo) que han abandonado sus postulados para convertirse en “las nuevas” grandes mafias: algunas de extrema derecha, las otras de extrema izquierda, ambas iguales de peores porque así parece ser su talante, su convicción y su accionar politiquero (rastrero). ¡Y qué gran pueblo es el nuestro¡ Aunque estoico es inmenso, tan inmenso que se muestra bondadoso y creyente, aunque subyugado habita repleto de fe, quizás sin un lugar digno para depositar la descreencia. Es preciso señalar que en esta suma autocrítica, en realidad, todos somos culpables.

Por ende, ello repercute en lo Departamental, Regional y Municipal. Por ejemplo: Norte de Santander con su “buena suma” de Senadores y Representantes a la Cámara, quienes en el Congreso de la República forman una buena parte de los comités de aplausos, y no “pelean” por sus ideas-ideales y en lo absoluto lo hacen por el favorecimiento de nuestra región, sin embargo, saben amamantarse muy bien de las arcas del Estado. Y lo digo además de otros motivos, con base en los recursos asignados para nuestro Departamento en el Plan Nacional de Desarrollo actual y por supuesto de los anteriores también (las comparaciones son odiosas, pero les invito a mirar los recursos asignados para Antioquía frente a otros Departamentos como el nuestro -para ellos son las decenas de billones de pesos, para nosotros escasas decenas de millones-, entonces entenderemos que en el País todos estamos trabajando para que a ese Departamento le vaya muy bien y se desarrolle plenamente, a costa quizás de nuestro propio atraso. No obstante felicito a los antioqueños porque frente a esta situación, toda la culpa es nuestra. Mientras que allá a cada rato se inauguran mega-proyectos, nosotros no hemos sido capaces con un proyecto de mediana inversión pero de amplio beneficio regional como el proyecto Cínera. Y ¿Qué decir entonces de la figuración de nuestro Departamento en el Documento Compes? ¿Dónde están los ex-gobernadores, ex-senadores, ex-representantes a la Cámara y los ex-ministros nortesantandereanos? ¿Dónde están nuestros demás dirigentes, gremios y líderes? ¿Dónde estamos nosotros los Miembros de la Sociedad Civil nortesantandereana?

Entonces me parece imposible dejar de colegir que en nuestro pequeño Territorio-Municipio llamado Cáchira acontece lo mismo, que igualmente estamos cobijados por un mundo de malos vicios y buenas precariedades. Infortunadamente la respuesta es positiva: sí, estamos en la retaguardia de los municipios del país. Máxime si a lo largo del tiempo, dentro del gran territorio nacional, departamental y provincial, somos una “ínsula” postrada y abandonada como aquellas de Cervantes ofrecidas por la locura en El Quijote. ¿Me pregunto por momentos de qué nos ha servido a los cachirenses ser colombianos, ser nortesantandereanos, y ser provinciales de Ocaña? Quizás ustedes tengan una respuesta obvia, aunque distinta a la mía.

Entiendo que no debo, ni debemos quedarnos estacionados en los alaridos de una queja suprema como si oyéramos los ecos permanentes de un lamento indio, o en última instancia de un “Lamento borincano”, aquel lamento que alguna vez nació melódicamente en la muy querida y admirada y grande Puerto Rico. Sé, desde luego, que para algunos es muy fácil ubicarse detrás de las barreras y lanzar críticas a diestra y siniestra sin argumentos pero con el fin de destruir, o con el propósito de aplicar vileza para arrasar con lo medianamente construido. Por ello, desde la utopía si se quiere calificar así, empero sin sofismas ni entelequias, me permito ofrecerles unas “propuestas de construcción” que desde hace algún tiempo rondan dentro de mi cabeza, y sé que en ellas se precisa quizás “un tinte de locura”.

Entiendo que para hacer conversión, es este caso regional-municipal a partir de lo político y social, debemos emprender tareas que para nuestros grandes males nos ofrezcan grandes beneficios. Por ello, ante la carencia absoluta de un Plan de Desarrollo Municipal Cachirense, ya que nos hemos sostenido a lo largo del tiempo, de manera lánguida, con programas o programitas de gobierno, no integrales y mal ejecutados por los Alcaldes o por las Administraciones de turno, creo necesario hacer reingeniería total y optar por nuevas formulaciones y re-formulaciones. Aclaro que en lo personal, entiendo que un plan de desarrollo para que sea serio y fundamental, se formula como guía u hoja de ruta para veinte, cincuenta o cien años en el futuro y sé que no son etapitas de dos o tres o cuatro años, según el periodo que dure un alcalde. Lo dicho, lo contemplo a partir del análisis que hago de los territorios, las regiones o los países que anduvieron en la destrucción, la pobreza o el atraso; y que a través de sus planes de desarrollo, hoy son polos de grandeza y de vanguardia. Y por lo tanto, se han convertido en paradigma para nosotros, o por lo menos para mí. Sin aceptar injerencias, sin crear dependencias, sin perder libertades, sin hacer genuflexiones de sumisión, sin perder dignidades, sin entregar nuestra identidad, debemos emular y tratar de superar lo bueno, integral, dinámico y altruista hecho por otros para beneficio de sus sociedades.

Sea ir directo a la formulación de lo que bien o mal, me permito llamar: “Propuestas de Construcción”. Creo que lo primero por hacer, sería sacudirnos y salirnos de nuestra condición de pedigüeños y mendicantes ante lo departamental y nacional, condición que nos ha dado escasos resultados positivos. Tenemos que exigir, desde luego con sabiduría y respeto pero con elevada convicción, ímpetu y destreza, y no continuar como siempre: con la cabeza agachada. Lo segundo sería hacer un diagnóstico crítico en todos los campos que esté sustentado en la verdad del análisis objetivo. Lo tercero sería lograr que nuestros objetivos sean integrales, es decir que cuenten con la participación de toda la comunidad cachirense. Y por último y cuarta parte, sería la creación de nuestro Primer Plan de Desarrollo.

Y ¿cómo iniciamos la formulación de nuestro Primer Plan de Desarrollo? Es ahí donde le curso invitación a mis coterráneos de manera solícita y deferente para que visualicemos cómo será nuestra Cáchira en el año 2050 o en el año 2100. ¿Cuál será nuestra Cáchira soñada, nuestra Cáchira pretendida? Acá me permito hacer la siguiente acotación: al mencionar Cáchira involucro todo el territorio con nuestros amados Corregimientos de La Vega y La Carrera, y por ende, con todas sus veredas. Bien podría ser el proyecto Cáchira 2010-2050 o Cáchira 2010-2100. No le tengamos miedo a los grandes retos, por favor.

Y ¿cómo llevaríamos a la praxis esta válida aunque “loca idea”?. Por las condiciones del mundo contemporáneo de convulsión y estrés, percibo que el Municipio de Cáchira hacia el año 2050 superará los 60.000 habitantes y hacia final de siglo los 150.000. Poco a poco el hombre se siente asustado en las maniguas urbanas y optará por el sosiego de las pequeñas ciudades y también lo hará por sentirse rodeado de la naturaleza y del aire puro que me atrevo a suponer serán elementos extraños. Cada día, en las grandes ciudades se hace más difícil sobrevivir. Habitar dentro de las moles de cemento resulta muy costoso y en ocasiones deprimente. Es así que me permito proponer la realización de un Foro cuyo título sería: NUESTRA CÁCHIRA SOÑADA AÑOS 2010- 2050 (o años 2050-2100). UN LEGADO DE NUESTRA GENERACIÓN.

El Foro se realizaría en Cáchira durante una o dos semanas y deberá contar con participación local, regional, nacional e internacional. En él, toda la comunidad cachirense deberá participar y sentirse representada y pro-activa. Serían invitadas algunas autoridades mundiales en cuestión de desarrollo municipal y regional. Todas las áreas serán tratadas, por ejemplo, agro-industrialización, ganadería, educación urbana y rural (desde la básica hasta la profesional), medio ambiente, planeación, salud urbana y rural, arquitectura e ingeniería urbana y rural, creación de empresas rentables comunitarias, servicios básicos, turismo, tecnología, recreación y deporte, cultura, atención al niño, al joven, al adulto y a la tercera edad, etc. El Municipio a través de su Alcalde y/o sus delegados también presentará sus ponencias, al igual que los gobiernos Departamental y Nacional en sus más elevadas y calificadas representaciones, háblese Gobernador o Ministros, por ejemplo. También participarán gremios, universidades y organizaciones nacionales e internacionales de comprobados resultados y vasta experiencia en cada materia. Los profesionales y técnicos cachirenses también presentarán sus ponencias generadas a partir de su conocimiento, visión y sentido de pertenencia.

¿Qué nos debe dejar la realización de este Foro? Se deben compilar cada una de las ponencias y transcribir las conferencias y conclusiones para imprimir un libro documental que nos sirva de guía como único Plan de Desarrollo Cachirense para el tiempo previsto. El documento no estará ajeno en el transcurrir del tiempo a evaluaciones técnicas especializadas y cambios que le permitan su enriquecimiento y aplicación. Cada nueva Administración respetará y deberá seguir su derrotero y hará la apropiación respectiva de recursos para el cumplimiento cabal las obras propuestas a realizar en la respectiva temporada, no obstante, el documento no limita o restringe, las propuestas de cada alcalde que también estén encaminadas al desarrollo municipal y que no estén contempladas en él.

Si bien Cáchira en un futuro lejano, será considerada una ciudad intermedia porque en su casco urbano superará los cincuenta o cien mil habitantes, más lo sumado con los Corregimientos y lo rural, tendrá nuevas necesidades. Por ejemplo en transporte, además de la ampliación y pavimentación de las carreteras, será indispensable un aeropuerto o una pista con algunas calidades que permita el aterrizaje de aviones que transporten un mínimo de 50 pasajeros. ¿Dónde se construiría ese aeropuerto o esa pista en unos veinte o treinta años? (El Municipio de Saravena -Arauca fue fundado en 1968 y en l975 tenía una pista que sin pavimentar recibía entre 10 y 40 vuelos semanales incluyendo aviones de distintos tamaños, hoy cuenta con un aeropuerto de grandes características). Por ejemplo en deporte, se hará necesaria la construcción de un moderno estadio con una capacidad mínima de 10.000 espectadores, con un equipo cachirense que participe en los torneos de segunda división del fútbol profesional colombiano. Y ¿cómo se optimizarían tales recursos para estas obras que pongo de ejemplo? De alguna manera nos lo debe decir el foro y el documento. Por otra parte, acerca del turismo, como una gestión inicial, me permito proponer a los cachirenses, la creación de una sociedad mixta que jalone la construcción de un gran y moderno hotel con capacidad para atender eventos nacionales e internacionales y si queremos lo hacemos con la venta de un paquete de 1000 o 1500 acciones cuyo valor sería de 10 millones de pesos cada una, que nos permita generar entre 15 y 20 mil millones de pesos para tal fin. Creo que es posible. Además de “tantos sueños” que podemos convertir en realidad, es imperativo crear en Cáchira un banco de proyectos que vayan desde lo pequeño y mediano hasta lo macro. Con el tiempo se irán cristalizando algunos de ellos. Las propuestas nunca sobran y cualquier cachirense o foráneo las puede hacer, siempre y cuando redunden en nuestro beneficio y alcancen para el beneficio de otros.

Si algunos cachirenses se previenen o resienten con mis propuestas, les informo que jamás he tenido pretensiones de participar activamente en política, no pertenezco a ningún partido, tampoco he pretendido, ni pretenderé ser alcalde; por lo tanto, mi actitud aunque disparatada pero honesta, es la de contribuir con amor en el desarrollo de mi tierra y en el beneficio de toda su gente, nada más.

Más allá de pretender que este escrito sea un artículo, es una posición crítica y propositiva personal. Ojalá ustedes me contradigan por lo pensado y por lo propuesto. Espero que me refuten, con argumentos, desde luego. En vez de ofenderme, se los gradecería y por el contrario, les otorgaría toda la razón a sus distintas razones. Ahí les dejo servidos los canales para la discusión. Si entiendo que estoy equivocado retiro mis opiniones pues sé que no existen verdades absolutas, máxime si se trata de la mía, mis verdades que están llenas de “sin-razones”. Infortunadamente me correspondió ser un pensador que a veces osa con mi talante vertical, pisar callos e increpar espíritus, es por eso que espero más críticas y regaños que alabanzas, sé que éstas últimas son muy inciertas.

Un fuerte abrazo y un cordial saludo a todos mis coterráneos en Cáchira y en el mundo.

Con cariño,

Jesús María Stapper

Bogotá D. C. Septiembre 3 de 2009

Colombia – Sudamérica

Volver a la Página Anterior

Videos Relacionados
No existen Videos Relacionados

-Comentarios

Adiciona tu Comentario

*Por favor ingrese el resultado de la suma. Evitamos los spammers.