CIERTAMENTE, HAS LLEGADO AL LUGAR CORRECTO

Muchos paisanos de bajos recursos económicos necesitan su ayuda. Cualquier tipo de ayuda, tanto econónica como de tipo educativo, es bienvenida.

CÁCHIRA....¡MI PUEBLO QUEDA EN OTRAPARTE!

ÉSTA ES UNA HISTORIA COMO LA DE TANTAS, QUE POR MILLONES, SE HAN ESCRITO SOBRE UN LUGAR LLAMADO “OTRAPARTE”. CREO QUE CADA HOMBRE TIENE UNA HISTORIA, ESCRITA ASÍ, DENTRO DE SU CORAZÓN (EN ALGUNOS, ESCRITAS, CON CORAZÓN DE ESCRITOR). DE TODAS MANERAS, AL IMPULSO BREVE DE MIS MÚLTIPLES NOSTALGIAS: REMINISCENCIAS CAMINANTES TAN UBICUAS COMO MIS SENTIMIENTOS, HELA AQUÍ (MI HISTORIA), PARA USTEDES, ESCRITA A FLOR DE ALMA.

En la propiedad de sus insomnios, como una constante de sus recientes temporadas existenciales, a la luz de una esperma que apenas ilumina ciertas partes del espectro transparente de su alma cansada (antes retozante, peregrina, enamorada y vagabunda), Miguel Alberto -aunque ausente de su tierra, cachirense hasta los tuétanos-, dibuja dentro de su corazón, con el dedo índice de su mano izquierda, las nostalgias que lo invaden. Son invasiones al por mayor. Ah… cuánta memoria se deposita de un momento para otro, dentro de su ser –ser de mediana estatura-. Siente así que su estado físico tan mermado, no da, no alcanza, para recibir tanto. Dentro de él, no caben las cascadas de los sentimientos que lo abruman. Su mano derecha envuelta en un pañuelo antiguo, en círculo, enjuga su cara pálida; y al parecer, llena de “abrojos”, y atiborrada de hondos pesares.

SU DESEO DE RETORNO A CÁCHIRA, SU TIERRA, SE HACE TRASCENDENTE, SE PORTA INSOSTENIBLE; ES ALGO INFINITO. ES UN DESEO MÁS SOBERANO QUE SU VOLUNTAD. SABE QUE A LO LARGO DE LA PRESENTE MADRUGADA, SUEÑA…, SUEÑA…, Y SOÑARÁ DESPIERTO; COMO TANTAS VECES, DURANTE OTRAS MADRUGADAS, LE HA SUCEDIDO. EN SU DIVAGAR ENCUENTRA VAMPIROS (A LA SOMBRA DE BRAM STOKER) QUE LE MUERDEN SU CUELLO. HOMBRES LOBO-S (QUIZÁS SON LOS AULLADORES ESTEPARIOS DE HESSE) LE CARCOMEN LA NARIZ. EL FRÍO RECALCITRANTE (VIAJERO ANCIANO Y VAGABUNDO QUE VIENE DESDE EL PÁRAMO DE GUERRERO) PELLIZCA SUS ENTRAÑAS. TODAS LAS METAMORFOSIS (INCLUYENDO LAS DE KAFKA) SE CONFABULAN PARA ESTRELLARSE CONTRA LOS CUENCOS DE SUS OJOS DESGASTADOS, DÉBILES, LÍVIDOS Y PROFUNDOS. SE MIRA AL ESPEJO DE SUS RECUERDOS (ESPEJO-RETRATO SIMILAR AL DE OSCAR WILDE) Y MIRARSE, LE PRODUCE GRIMA. LE GENERA TODO LO ANTERIOR, EL MÁS IMPORTANTE Y PESADO ALUD DE AUSENCIA CUYA DEFINICIÓN ES UN ESTRÉPITO REPENTINO DE SOLEDAD.

Cuatro décadas de lejanía cachirense, lo han cambiado. Eso lo sabe bien, Miguel Alberto. Desde los Beatles, Frank Sinatra, Elvis Presley, el jazz, el mambo, el bolero, el can-can, la ranchera, la salsa, la balada, hasta hoy, la música ha cambiado. ¿Por qué no cambia un ser, que emigró siendo un ingenuo y provinciano joven? ¡Las cosas han cambiado!

EN ÉSTA INTERMINABLE TEMPORADA, DISTANTE DE SU PUEBLO, HAN CAMBIADO LAS GENERACIONES. HAN CAMBIADO LOS CORRILLOS POR LAS GALLADAS. LAS GALLADAS POR LOS GUETOS. LOS GUETOS POR LAS “TRIBUS URBANAS”. LAS TRIBUS URBANAS POR LAS PANDILLAS. LAS PANDILLAS POR LOS “PARCES”. ¿POR QUÉ NO CAMBIA UN ELEMENTAL HOMBRE CACHIRENSE LLAMADO MIGUEL ALBERTO? MIGUEL ALBERTO… Y NADA MÁS.

En realidad, muchos “miguel-alberto-s” no cachirenses, en los pequeños pueblos y aldeas, también han cambiado. Algunos jóvenes sin esperanza ninguna, llevan sus sueños pintados con dolor, en el fragor de las metralletas y los fusiles. Bailan asustados entre el bamboleo de las balas que van y vienen (son las nuevas serenatas). La violencia cambia de actores en el mundo. La violencia cambia, arrecia más y más. Los criminales más poderosos del planeta son condecorados. Reciben enhiestos homenajes, vítores y aplausos. Los nuevos pobres en el mundo, se suman por montones, a diario. Así es el hombre. Ha cambiado la forma de presentar el escarnio, la diferencia, la injusticia, la mentira. Según dicen los Medios de Información, hace unos instantes, Dios renunció a ser Dios. Avergonzado y agonizando en llanto, siente que lo superó la infamia terrenal. ¡Las cosas han cambiado!

-¿CUÁNTO HABRÁ CAMBIADO, EN ESTOS AÑOS, MI AMADO PUEBLO LLAMADO CÁCHIRA? –SE PREGUNTA EL CACHIRENSE DE MARRAS, MIENTRAS SUS OJOS CAVILAN Y CAVILAN. LA FIEBRE LO ESTREMECE, SUDA COMO UN CONDENADO AL DESTIERRO ETERNO. SIENTE QUE SOBRE SU CABEZA, CAEN DE UNA VEZ, TODAS LAS AGUAS PURAS Y CRISTALINAS DE LA MAJESTUOSA Y SIN IGUAL, CASCADA DE LA CARAMBA (AGUA BENDITA E INMORTAL QUE HA TRANSITADO PERMANENTEMENTE POR LAS VERTIENTES DE SUS VENAS). SE ACUERDA DE SUS NOVIAS PUEBLERINAS, DE SUS “AMANTES” FURTIVAS: AMANTE ES LA MUJER QUE BRINDA AMOR, UN BESO, A ESCONDIDAS DE SU PADRE, SUEGRO CELOSO… SUEGRO PELIGROSO;…SUEGRA MALCRIADA. ÉL Y ELLAS (SUS NOVIAS), MUCHAS VECES SE ESCONDIERON, PARA JUGAR AL AMOR, ENTRE LOS ESCONDRIJOS SAGRADOS DE LAS CUEVAS DE LOS INDIOS. ¿SERÁ QUE EN CÁCHIRA HASTA LAS AMANTES HAN CAMBIADO? ¡LAS COSAS, LOS HECHOS, Y LAS PERSONAS, CAMBIAN!

Su mente febril, recorre de pronto, todas las estancias por donde anduvo en Cáchira, consumido por el amor, por la inocencia y por la felicidad juvenil (lo hizo como si estuviera leyendo, letra a letra, la Parábola del retorno, de Barba Jacob). Algunas veces lo hizo a pie, otras volando sobre el carrusel del viento, otras a caballo (buen jinete, se sintió, en aquellos lejanos días), y cuando pudo, lo hizo en un bus, camión, o en destartalados autos. Igualmente sabe que hizo miles de recorridos imaginarios por su tierra. Caminó todos los caminos, fue a todos los lugares y a todas las veredas. En los pueblos, en los campos cachirenses, visitó toda casa, todo rancho, y abrazó a toda familia –fue anciano entre los ancianos, fue niño entre los niños-. Fue peregrino repetido de los senderos inolvidables (todos se guardaron en el alcázar indeleble de su memoria; y en su corazón, hasta la eternidad, guardó a toda su gente y su virtud, también sus mágicos sentimientos fueron atrapados de manera palpable).

MUCHAS VECES LO VIERON EN LA CARRERA. MUCHAS VECES LO VIERON EN LA VEGA. LOS FINES DE SEMANA LOS DEDICÓ A “MEDIR CALLES” EN LA CABECERAS URBANAS. CUAL PERFECTO COQUETO Y CUAL GALÁN EMPEDERNIDO, SINTIÉNDOSE ÚNICO Y NECESARIO, HOMBRE ENTRE LOS HOMBRES, RECIBIÓ LOS COMENTARIOS “VIRULENTOS” CONTRA SUS PRETENSIONES DE ACTUAL Y FUTURO DESCARADO “DON JUAN”. A LAS ESCONDIDAS, TUVO CIERTOS ÉXITOS. ÉXITOS EN ROMANCES QUE TODOS DESCONOCEN. FUE AL PÁRAMO DE GUERRERO Y VISITÓ LA LAGUNA. FUE A RAMÍREZ Y DIO TUMBOS POR ENTRE LOS PASTIZALES DE SUS PRADERAS EXTENDIDAS DE ARRIBA ABAJO Y DE ABAJO ARRIBA. EN LOS MANGOS BEBIÓ CERVEZA, Y CONTÓ A UNA MUCHEDUMBRE ENTUSIASMADA, “SUS HISTORIAS”, APOYADO SU CUERPO, EN UN RECODO DEL TIEMPO Y EL ESPALDAR ÚNICO DE LA TARDE PASAJERA. EN LA QUEBRADA DE GALVANES UNA TRUCHA INQUIETA LE TOMÓ DEL PELO A LO LARGO DEL ALBA Y DE UN CREPÚSCULO, Y LO LLEVÓ DE UN RECOVECO A OTRO, SIN DARLE TREGUA. EN EL SILENCIO, EN LA REFORMA, EN TURQUESTÁN, DIERON CUENTA DE SU ALEGRE Y ACTIVA PRESENCIA Y TAMBIÉN DE SU GENEROSO CARISMA. EN EL LLANO, DICEN QUE ALGUNA NIÑA LLORÓ, CUANDO SE ENTERÓ DE SU PARTIDA. LO CIERTO FUE QUE ¡NADIE SUPO PARA DÓNDE SE FUE MIGUEL ALBERTO!

Según cuentan, antes de partir de su tierra, Miguel Alberto, anduvo por algunos lugares, tratando su despedida. Voló así de un sitio a otro, y fue cóndor y fue varón-golondrina. Ágil, veloz y audaz, se le notó, en aquellos instantes. De “vuelo en vuelo” pasó por Canoas, El Filo, El Salobre, La Explayada, Villanueva, Alto de la Lora, Cuatro Esquinas, San José de Paramillo. De tal manera fue a distintos lugares ubicados dentro del orden de su armado manifiesto desorden. Cuando tomó la flota de su partida, cerró los ojos, su corazón y su alma adolorida. Compungido, los abrió nuevamente en Primavera, y supo que a partir de ahí, se encontraría con las otras fronteras del mundo. Por Dios, que aunque quiso, no fue capaz de mirar atrás. Todo su cuerpo se estremecía, derretido, estaba hecho flecos.

POR CUESTIÓN DE RARA TRASHUMANCIA, EN MITAD DE SU DELIRIO, AL CLIMAX DE SU FIEBRE, MIGUEL ALBERTO SE TRASMUTA, Y EN UNA PARTICULAR ESPECIE DE LEVITACIÓN, SE TRANSPORTA EN ESPÍRITU Y CUERPO A SU TIERRA ACTUAL, A LA CÁCHIRA CONTEMPORÁNEA. SON LAS TRES DE LA MAÑANA CUANDO ACAMPA EN MITAD DEL PARQUE PRINCIPAL DE SU LEJANO PUEBLO. LEJANO EN TIEMPO, ESPACIO Y VENTURA. EN MEDIO DE SU ALUCINACIÓN, EL PROTAGONISTA, SE DICE BALBUCEANTE: -YO NO ESTOY EN CÁCHIRA. ¡MI PUEBLO QUEDA EN OTRAPARTE!

A la medida de su sobriedad, de su salud, del presunto final de sus desvaríos, la realidad lo confirma: Cáchira… ¡Mi pueblo queda en Otraparte! Es verdad. Así lo vive, así lo siente Miguel Alberto.

¡LAS COSAS CAMBIAN! CÁCHIRA HA CAMBIADO. SU GENTE TAMBIÉN. POR ELLO SE SIENTE UN FORASTERO ENTRE LOS “FORASTEROS” QUE HABITAN SU PUEBLO. UNOS COTERRÁNEOS LO MIRAN CON RECELO, OTROS RECURREN AL ASOMBRO. OTROS, LOS DE VIEJA DATA, TRATAN DE RECAPITULAR MEMORIAS Y ROSTROS OLVIDADOS. -CÁCHIRA NO QUEDA EN NINGÚN LUGAR DEL UNIVERSO, QUEDA EN OTRAPARTE. -SE REPITE UNA Y OTRA VEZ, EL NEÓFITO VISITANTE.

Con la misma estrategia, con igual mecanismo, vuela a La Vega, va a La Carrera, y se siente de igual manera. El resultado es el mismo, Cáchira… ¡Mi pueblo queda en Otraparte! Cáchira no queda donde queda, donde antes quedaba. Su lugar es otro y está muy distante de los demás universos. Cáchira es por sí mismo, un universo aparte, una isla perdida en el océano del espacio más raro y desconocido. Miguel Alberto mira a su pueblo que ha crecido (no como debiera, ni con la calidad merecida, pero ha crecido descubriendo necesidades). Mira sus Instituciones modificadas con amañada lentitud y vergonzosa tragedia. Sabe ahora que su Municipio habita en el campo de su soledad, de su pobreza, de su impotencia, sin fronteras que lo rodeen. Al parecer no tiene vecinos conocidos. No recibe ataques ni protecciones. Está bien amparado su pueblo por el eterno olvido. Su ostracismo es perfecto. Ninguna región estrecha su mano amiga. Es así que nuestro Municipio no pertenece a ningún lugar. No pertenece a ninguna Provincia, a ningún Departamento, a ningún País, a ningún Continente, a ningún Globo Terráqueo.

MIGUEL ALBERTO CONTINÚA CON SUS CAVILACIONES DE TERRITORIO. ES INTRANSIGENTE, EN MEDIO DEL DELIRIO, DE CADA PASO QUE DA. PARA SUS RAZONES NO EXISTE OTRA RAZÓN. SU AMOR PRECLARO POR LA TIERRA QUE LO VIO NACER ES INCUESTIONABLE. ASÍ LO DEJA ENTREVER EN LOS ESTADIOS DE SU LOCURA. LOCURA EFÍMERA DEBIDA A SU ENFERMEDAD TEMPORAL. LA FIEBRE ALTÍSIMA TIENE TINTES SATÁNICOS O MAQUIAVÉLICOS. ASÍ ABANDONA SU ESTADO ADULTO, SE CONVIERTE EN JOVEN, Y VA A LAS ESCUELAS Y COLEGIOS DE SU TEMPRANA CÁCHIRA. COMETE, COMO ANTAÑO, ALGUNAS TRAVESURAS. SU PICARDÍA ERA RECONOCIDA. ES FELIZ, INCUESTIONABLEMENTE FELIZ. SE PASEA DE TAL MANERA, POR LOS PATIOS Y LOS SALONES DE SU INSTITUTO TÉCNICO AGRÍCOLA. SE “PAVONEA” POR ENTRE SUS COMPAÑERAS Y COMPAÑEROS DE ESTUDIO Y DE SUS PROFESORES. VA DE VISITA POR EL COLEGIO DE EL ROSARIO DE LAS HERMANAS DOMINICAS, Y POR EL COLEGIO REYES ARAQUE DE LA VEGA. VISITA ESCUELAS. JUEGA FÚTBOL, BÁSQUET Y BEISBOL.

No obstante, sus cuestionamientos prosiguen. Cáchira… ¡Mi tierra queda en Otraparte! Es indudable. Cáchira está perdida, sin alma, sin espíritu, sin cuerpo. Mi tierra vaga en el maremágnum de su soledad. Cáchira no pertenece a ningún lugar, quizás ni se pertenece a sí misma. Mi pueblo no pertenece a los actuales mundos. Carece de definición en los diccionarios. Su voz es letra muda. Su canto es para oídos sordos. Su clamor cae en los precipicios, y se pierde en los laberintos de los hoyos negros del infinito. Cáchira fue tachada de los tableros-pizarras, donde se le enseñaba al Mundo, de su existencia.

CUANDO DESPIERTA, ES ESTADO DE SANIDAD, MIGUEL ALBERTO, VIVE LA CONNOTACIÓN VERDADERA DE SU SUEÑO TAN INFAME Y DESASTROSO. RESULTÓ SER UNA GRAN MENTIRA. LUEGO DE SUCULENTO DESAYUNO, SUPERANDO DEBILIDADES, SE SIENTE FELIZ POR EL RESULTADO DE SU CERTERA REALIDAD, ENTONCES CON SU PROPIA VOZ, TRÉMULA DE ALEGRÍA Y EMOCIÓN, MUSITA LO SIGUIENTE: -CÁCHIRA NO ESTÁ PERDIDA. NO ESTÁ SEPARADA DEL RESTO DEL MUNDO. SU INCESANTE LUCHA MARCA LOS NUEVOS DESTINOS. SU VALOR ES INCONMENSURABLE E IMPRESCRIPTIBLE. SUS VIRTUDES CAMINAN A CAMPO TRAVIESA. SUS MARAVILLOSOS HORIZONTES SE APREHENDEN CON LAS MANOS ABIERTAS, AL IGUAL QUE SE APREHENDEN LAS ESTRELLAS Y LOS ASTROS QUE POR ENCIMA DE SUS MONTAÑAS, TRANSITAN. EL FUTURO CACHIRENSE SE CIERNE DE VALOR Y GRANDEZA. CÁCHIRA NO ESTÁ PERDIDA, QUIZÁS UN POQUITO “REFUNDIDA”, PERO NADA MÁS. TAMPOCO ESTÁ OLVIDADA. MIENTRAS UN CACHIRENSE EXISTA, JAMÁS SERÁ UNA CUESTIÓN DE OLVIDO. CÁCHIRA… ¡MI PUEBLO NO QUEDA EN OTRAPARTE! QUIEN ESTÁ EN OTRA PARTE, Y MUY LEJANA DE MI BELLA Y GRANDE TIERRA, SOY YO. FELIZ SEA EL TIEMPO TUYO, CÁCHIRA DEL ALMA. PUEBLO QUERIDO. PUEBLO AMADO. EN ESTAS LIDES DE MI AMOR POR CÁCHIRA… ¡LAS COSAS NO HAN CAMBIADO! POR ELLO, A MIS COTERRÁNEOS, LES DIGO QUE SOY CACHIRENSE, Y ME LLAMO MIGUEL ALBERTO… LES MANIFIESTO MI DESEO DE RETORNO, ASÍ SEA POR UNOS DÍAS. MI DESEO DE RETORNO SE PORTA INSOSTENIBLE, INVARIABLE, SÉ QUE ES ALGO INFINITO.

Jesús María Stapper

Escritor – Artista Plástico

Bogotá D. C. Colombia, Sudamérica.

Octubre 19 de 2010

Volver a la Página Anterior

Videos Relacionados
No existen Videos Relacionados

-Comentarios

Adiciona tu Comentario

*Por favor ingrese el resultado de la suma. Evitamos los spammers.