CIERTAMENTE, HAS LLEGADO AL LUGAR CORRECTO

Muchos paisanos de bajos recursos económicos necesitan su ayuda. Cualquier tipo de ayuda, tanto econónica como de tipo educativo, es bienvenida.

La Conciencia Salvó la Cañada

El presente sainete tiene como objetivo esencial, el de sensibilizar a las comunidades sobre el cuidado, conservación y mantenimiento de las fuentes hídricas de la región, el departamento y la nación.

Los personajes centrales del presente sainete, nos lustran el acontecer diario de una realidad que día a día, destruye, mata y acaba con el ambiente.

Personajes:

Un hombre, La sed, La Planta, El Animal, La Barca, Una Bombilla, La Voz de la Conciencia y un Relator.

AMBIENTE: Una Cañada.

LA CONCIENCIA SALVO LA CAÑADA.

RELATOR: En un hermoso día de verano, de sol radiante, cuyos rayos verticales, quemaban y flagelaban: las montañas, los valles, las laderas, los nacimientos de las quebradas y las cañadas, y en medio de este ambiente… un hombre… un hombre sofocado por el calor, un hombre de aspecto fuerte y arrogante, sin camisa, su piel oscura quemada por el sol, y en sus manos una brillante machetilla, con la cual talaba los escasos árboles que protegían el nacimiento de un pequeño arroyo el cual vertía ese precioso liquido cristalino y puro… el agua…

El hombre talaba y talaba… los árboles caían heridos, se oían sus lamentos lastimeros al caer sobre la reseca tierra y piedras calientes por el sol; el hombre, seguía en su labor destructora, miraba a su alrededor y pensaba… en voz alta!

_ HOMBRE: Yo… sin agua en mi casa, y estos benditos árboles jartándose la poquita que tengo, estos cordoncillos, los yátaros, los robles, estos animes, ah y que tal estos chusques y hasta estos feos rascadores abusando de mi nobleza, de mi humildad, de mis buenos sentimientos; no es que sea egoísta, ni mala gente, no señor… pero lo primero es lo primero, o sea lo humano, caiga quien caiga.

(El hombre, con su rostro risueño queda mirando extasiado su “fabulosa” obra.)

_ Reflexiona en voz alta.

__ HOMBRE: Como cambio esto…! ahora, está despejado, más alegre, más bonito, esos árboles ya no serán problema, como les parece, estos atraían las nubes pestilentes y melancólicas, que todo lo oscurecen, y hacen que las tardes sean tristes y largas y que mi mujer y las mujeres de mis vecinos se “aburran” de tanta fealdad. Ahora sí, hasta los rayos del sol penetran al nacimiento y pensándolo bien… ahorro dinero, pues no tengo que gastar en combustibles para calentar el agua que utilizo para bañarme, pues el mismo sol… me hace ese favorcito.

RELATOR. : El hombre muy satisfecho, se sentó sobre una piedra que reposaba lánguidamente al lado del pequeño arroyo, y seguía pensando en voz alta.

HOMBRE: Y, todavía hay gente equivocada en esto, no tardaran en llegar los “sabelotodos” a recriminarme, a decirme… huy… que error tan grave has cometido… no seas tan animal, tan bruto, como se te ocurrió, talar o tumbar esos árboles? Me los imagino, los veo llegar al tropel, pero como este pecho es decir “yo” tengo la razón, pa´que afanarme… no me crean tan toche.

RELATOR: Lentamente el hombre se coloca de pie, observa, mira y sonríe.

RELATOR: La estancia, quedó en completo silencio, el ruido del pequeño arroyo parecía recriminar al equivocado hombre, que seguía ahí… admirando su obra, no, que obra, “su hermosa obra” contemplando la cuota inicial de su destrucción y la destrucción de los demás.

(pausadamente el hombre dice:)

HOMBRE: Bueno, pero… que tal si estoy equivocado? _ No… no importa, si estoy equivocado, pues que se acabe el agua en mi arroyo, de alguna manera la conseguiré.

RELATOR: De pronto aparecen a su alrededor, unos personajes misteriosos, que sigilosamente se van acercando, lo rodean, lo miran fijamente, y van susurrando entre sí…

RELATOR: La sed lo toma de un brazo, lo sienta sobre la misma piedra y le dice:

LA SED: ¡Oh…! Hombre iluso, sabes quién soy?

HOMBRE: Tú eres la Sed, y no tengo nada que hablar contigo.

LA SED: Te equivocas, soy la sed que busca calmar la ansiedad, el sofoco, el calor, que necesito refrescarme y recuperar mis fuerzas, recuperar mi vitalidad.

HOMBRE: Y yo… que tengo que ver con tu problemita? Acaso tengo velas en ese entierro?_ vete, y déjame en Paz, como dice la canción.

LA SED: Mucho… estás acabando con este humedal, con esta hermosa fuente, con esta cañada; como podrás calmarme si destruyes y acabas el agua? ¿cómo podrás restituirme cuando sudo? ¿Cómo podrás aliviar mi fatiga?

HOMBRE: Soy ajeno a tu pena, no vengas con discursos de tercera, que de esos estoy jarto de oír a diario.

RELATOR: La sed se retira, pero una planta… lo aborda.

LA PLANTA: Vengo a implorarte, vengo a pedirte misericordia a nombre de todas las plantas hombre… no destruyas el arroyo, no generes sequedad, no patrocines más miseria y hambre, no ves… que sin el agua nosotras no sobreviviremos? Y no podremos producir alimento, para los animales, para ti y tú familia? Reacciona, hombre torpe, no seas cruel contigo y con los demás seres vivos.

HOMBRE: Vete planta, antes que te tale y te vuelva leña para mi hambriento fogón, ja… no faltaba más.

RELATOR: La planta se retira llorando de indignación; mientras un animal llega, lo husmea, el hombre retrocede diciendo:

HOMBRE: Y tú animal… que quieres de mi? Acaso yo también soy tu verdugo? ¿tu enemigo? Habla… que me encanta tu voz.

ANIMAL: Tu lo has dicho, eres el verdugo de todos los seres vivos con tu proceder, por tus malas acciones, por tu ignorancia, por tu culpa el agua va a desaparecer, y con ella… todos los seres vivos y entre esos seres vivos… tú irás a delante, señalando el camino de nuestro final.

HOMBRE: Pero, señor animal…! Si el agua se acaba, la podemos comprar en la tienda, en el supermercado, de esa agua que viene embolsada, no seas tan tonto.

ANIMAL: Hombre animal… si el agua se acaba, no habrá en tiendas, ni en supermercados, ni en arroyos, ni en ninguna parte, solo existirá… en tu recuerdo, si es que estás vivo para contarlo.

RELATOR: El animal deja al hombre y sale cabizbajo; mientras una bombilla y una barca se acercan, lo miran, el hombre ya temeroso… pregunta en tono airado:

HOMBRE: Oye barca, no estoy de viaje, no necesito de ti, y tu bombilla… que haces? No estoy a oscuras, quien te llamo?

BARCA: Soy un medio de transporte, útil y barato, soluciono problemas de muchas gentes, que necesitan desplazarse de un lugar a otro, pero con tu proceder, harás que los ríos se sequen, los peces se mueran, y yo sea una chatarra inútil abandonada en cualquier playa de un rio seco a causa de tus malas acciones con la naturaleza.

…! Si el agua se acaba, la podemos comprar en la tienda, en el supermercado, de esa agua que viene embolsada, no seas tan tonto.

HOMBRE: Eso no es problema para mi, si necesito viajar lo hare cómodamente en mi robusto burro, ese no necesita tanta agua; Ah… y tu bombilla, a que has venido? Habla, te escucho.

BOMBILLA: Represento la energía eléctrica, soy una consecuencia maravillosa de la fuerza de el agua, soy la energía que mueva las máquinas del progreso y el desarrollo, soy la luz que ilumina en la oscuridad de la noche, soy esencial para la vida productiva de mi país Colombia.

HOMBRE: No me importa… me alumbrare con mi linterna, con la luz de una vela de cera o de cebo, como se sea, o con una más económica, la luz de la luna…! Fuera de mi vista, bombilla mal educada.

RELATOR.: la barca y la bombilla se alejan, el hombre queda solo, empieza a meditar un poco en medio de su terquedad; estando en esto aparece un nuevo personaje en la escena… la voz de la conciencia… la voz de la conciencia llega silenciosa, se acerca al hombre, le toca un hombro, lo levanta, lo pasea lentamente por la estancia, el hombre la mira, se sonríe y luego pregunta:

HOMBRE: ¿Tu quien eres? ¿porqué siento miedo… cuando me miras? Eres un fantasma, oh… acaso, el espíritu del agua?

VOZ DE LA CONCIENCIA: Me preguntas quien soy? Acaso no sientes una voz interior que te incomoda? No sientes culpabilidad por tus actos y tu feo proceder? Soy la voz de la conciencia, de tu conciencia, de la conciencia de todos los acá presentes, soy la voz que grita en tu interior, quiero que me escuches, quiero que hoy en a delante, ames el agua, ames sus nacimientos, no la contamines, defiéndala, porque el agua es fuente de vida, el agua mitiga tu sed, el agua asea tu cuerpo, el agua eres tu mismo, pues tu cuerpo esta formado por mas del 80% de agua, el agua es la bendición del Señor.

RELATOR: El hombre se siente preocupado, declina su cabeza, sus ojos se nublan, los levanta y pregunta:

HOMBRE: Pero… que hago para cumplir lo que tu dices…? Para corregir mis equivocaciones…? Para pagar mi culpa…? Para remediar mi ignorancia…?

VOZ DE LA CONCIENCIA: Hombre… aún puedes cambiar, debes empezar por no talar las cabeceras de las cañadas o nacimientos de los caños, no des cumbres las nacientes, no contamines con: basuras, animales muertos, productos químicos, a los arroyos, quebradas, ríos, lagunas, lagos y mares.

Siembra árboles nativos, (de tu región, de tu tierra) cerca los nacientes, aíslelos, para que los ecosistemas se regeneren y vuelvan a vivir, recuerda siempre: que el agua es el elemento fundamental para la supervivencia de todos los seres vivos del planeta.

RELATOR: La voz de la conciencia, se va alejando, el hombre queda solo, se levanta, mira a todos los miembros de la naturaleza y dice:

HOMBRE: Que bruto he sido… ¿ Por qué tanta ceguedad e ignorancia?, que mal tan grave estaba ocasionando, gracias a ustedes: la sed, la planta, tu animal, barca y bombilla, y a mi propia voz de conciencia, que me han hecho comprender, lo equivocado que estaba, y les prometo que de hoy en adelante, seré un hombre nuevo, un hombre consiente de mis actos, un hombre de cultura ambiental, que día a día, amaré más la naturaleza, para que el agua siga viviendo y algún día me pueda perdonar, para garantizarla a las nuevas y futuras generaciones, y para que esta (agua) siga siendo generadora de vida, progreso, desarrollo y paz.

RELATOR: La escena termina con el hombre rodeado por todos los personajes del drama. (telón)

Volver a la Página Anterior

Videos Relacionados
No existen Videos Relacionados

-Comentarios

Adiciona tu Comentario

*Por favor ingrese el resultado de la suma. Evitamos los spammers.