CIERTAMENTE, HAS LLEGADO AL LUGAR CORRECTO

Muchos paisanos de bajos recursos económicos necesitan su ayuda. Cualquier tipo de ayuda, tanto econónica como de tipo educativo, es bienvenida.

Mujer Cachirense

Uno de los aspectos que pudiera distar es en el contexto de género contrapuesto, en el sentido general y exclusivo a la mujer, es dar inicio en esta pequeña exposición de la historia de la mujer cachirense y lo primero que debemos peguntarnos con prelación en este bicentenario es ¿Qué significó la fundación de Cáchira para las mujeres de la época? Fue la ocasión de incorporarse y participar con especial protagonismo de un hecho decisivo de la historia. Si durante la época colonial las mujeres vivían marginadas de lo que podríamos llamar los asuntos de la colonización, de la vida republicana, de la vida de la independencia y para sorpresa de los patriotas, ellas asumieron una posición de vanguardia. De ellas, es cierto, no nos quedaron discursos o escritos que nos revelaran un pensamiento político. Sólo nos queda, como un cuerpo mudo, la memoria de su heroísmo y su sacrificio. La ironía de la historia está, en que pasada la guerra, el republicanismo recluyó de nuevo a las mujeres en la casa, en lo doméstico. Los ideales de libertad y de derechos, que en algún momento las entusiasmaron, se olvidaron en el adormecido siglo XIX, sacudido por otras guerras, que ya poco las convocaron.

Pero, sin embargo, nuestra historia debe resaltar la labor de mujeres emprendedoras y pujantes que se han destacado en lo primordial: la familia, sus quehaceres domésticos, el campo, la economía y un centenar las tenemos que exaltar y valorar sus meritos, ofreciéndoles un reconocimiento en otros espacios de la vida ciudadana, siendo la del sector educativo la labor más desempeñada.

A inicios del año 1892 según referencias, la señorita Blasinia Vega aparece como la primera maestra de la escuela urbana de niñas, siguiéndole un grupo selecto de maestras y directoras, luego se fueron creando escuelas alternadas en los diferentes fracciones del municipio, siendo la mujer el centro motriz de enseñanza. Entre ellas podemos enunciar varias: Rigoberta Montagut, Ana Rosa Mora, Chiquinquirá Parra, Elisa Jaime, Señorita Ana Dolores Araque, Josefina Araque, Ernestina Araque de Reyes y Berta Cecilia Jaime de Guerrero, mujeres con una trayectoria reconocida y laudable por parte de sus habitantes y autoridades a nivel local y departamental de la época, mujeres que dedicaron su vida a la formación de nuestra niñez y adolescencia.

Cáchira ha sido cuna también de mujeres extraordinarias que han dedicado su vida a servir entre ellas tenemos a la señorita Josefina Corredor como su primera enfermera la señora María Luisa Flórez en el aseo público.

La mujer cachirense ha tenido valentía en demostrar sus capitales en su participación política como es el caso de la primer concejal señora María Luisa Martínez de Pabón año 1962 y la primer asambleísta en el periodo 1970 – 1972, siguiendo el paso las señoras Vitalia Muñoz, Hilda Briceño de Stapper, Rosa Martínez, Cecilia de Pineda, Marina Rincón de Rodríguez, Liliam Páez Plata entre otras como concejales y en la actualidad todavía siguen incursionando mujeres a la contienda electoral.

La primera alcaldesa por decreto fue la señorita Geaneth Páez Plata, posteriormente la señorita Giovanny Reyes Reyes y la señora Deiccy Corredor de Corredor.

Jueces promiscuo municipal la señora Diocelina Stapper Briceño, Notarias la señora Teresa Núñez, Eufemia Rincón de Rolón, Deissy Corredor y la señora Gladis Evelina Gutiérrez de Torrado, siendo esta última acogida como hija de Cáchira.

En la parte de las telecomunicaciones también debemos reseñar la actuación de la mujer como es el caso de las señoras: Sara María Lara, Socorro Ordoñez, Socorro Blanco Josefina Corredor, Aura Sánchez, Elvira Suarez de Barriga, Alcira Rangel, Leonor Stapper, Fidelina Montagut, Teresa Páez, Emma Vargas, Esther Pérez de Acevedo y Berta Stapper de Salas.

Hoy el día contamos con mujeres aguerridas al trabajo, estudiantes, secretarias, amas de casa, religiosas, ambientalistas, madres de cabeza de hogar, viudas que han sufrido las consecuencias de la violencia, mujeres que han trajinado los abismos de la pobreza y de discriminación social, la lucha entre la miseria y la !@#$%@atución, el abandono de sus padres y la violación inhumana que algunos hombres han hecho de la mujer un objeto sexual y de explotación económica, a ellas también merecen ser elogiadas.

La prosapia encarnada en la dinámica campesina ha hecho de la mujer un bastión para el desarrollo y crecimiento rural, siendo la mujer la base fundamental en la parte socioeconómica y cultural de Cáchira, ellas han sido y serán el timonel del desarrollo campesino.

No debemos olvidar que la mujer cachirense ha logrado ocupar otras labores mediante su tenacidad y perseverancia.

Con el esfuerzo y el ánimo de superación la mujer cachirense ha conquistado otras esferas en el campo de la medicina, la literatura, el periodismo, la economía, las ingenierías, las tecnologías agropecuarias y empresariales, allí han demostrado su inteligencia, su destreza y sus habilidades en la toma de decisiones cuando la ocasión lo amerita.

Sin embargo cuando obtienen el poder, ellas mismas cometen el error de comportarse como hombres “porque nosotras también podemos ser como ellos” ¿ Y a caso qué necesidad tienen las mujeres de copiar nuestros vicios y debilidades? Algunas feministas han llegado a extremos tan aberrantes como no usar brasier, untarse cebolla en las axilas para oler dictadura del proletariado, fumar pipa y tabaco, enronquecerse la voz y mirarse todas las noches ante el espejo con la vana ilusión de ver aparecer una barba o un bigote “porque nosotras también podemos ser como ellos”

Pero esto es para decirles a las mujeres que deben actuar naturalmente como son, sin cambiar de rol y defender su feminidad que es lo que realmente le interesa a los hombres para su aprecio y admiración.

La presencia de las mujeres en cualquier escenario hace de la ocasión un momento armonioso y placentero, además engalana el entorno haciendo grata y agradable su compañía. Son ejemplo de belleza, de empuje, alegría y pasión. Han triunfado y llegado lejos ya sea en el mundo del entretenimiento, el deporte o la política.

Finalmente con esta frase célebre del premio nobel de literatura concluyo “Creo que las mujeres sostienen el mundo en vilo, para que no se desbarate mientras los hombres tratan de empujar la historia. Al final, uno se pregunta cuál de las dos cosas será la menos sensata”.

HECTOR MORINELLI FLOREZ

Cáchira, septiembre 10 de 2012

Volver a la Página Anterior

Videos Relacionados
No existen Videos Relacionados

-Comentarios

Adiciona tu Comentario

*Por favor ingrese el resultado de la suma. Evitamos los spammers.