CIERTAMENTE, HAS LLEGADO AL LUGAR CORRECTO

Muchos paisanos de bajos recursos económicos necesitan su ayuda. Cualquier tipo de ayuda, tanto econónica como de tipo educativo, es bienvenida.

Ricarda Pabón de Vega



Una persona de nuestro municipio que desde hace 74 años disfruta de nuestras hermosas tierras, nació en la vereda de Miraflores sus padres fueron Pedro María Pabón y María del Carmen Espinosa, época en la que vivió con una familia numerosa, con nueve hermanos y sus padres.

Sus padres trabajadores y luchadores por su familia se dedicaron a trabajar mutuamente para el sostenimiento de la misma, la educación que les impartían en su casa era del buen trato las buenas costumbres y el respeto. Incluso el mismo miedo se venía infundiendo para educar pues para que aprendieran a hacer algo o para que hicieran caso los asustaban con palabras o historias.

Estudio

Aunque se dificultaba mucho la salida de la vereda al pueblo por falta de medios de transporte para realizar sus estudios en la cabecera municipal, los padres tampoco se preocupaban para que sus hijos tuvieran su educación, debido a este inconveniente realizó sus dos años de estudio primero y segundo año de primaria en la vereda donde vivían años en los que aprendió a leer a escribir, por no haber cuadernos en ese entonces, resultaba un poco difícil memorizar 14 materias y presentar evaluaciones oralmente, dice que le hubiese gustado acceder a un estudio avanzado.

Criada en un hogar humilde donde gracias a Dios no faltaron las cosas tanto materiales como espirituales, los lujos no existían, pero se podía vivir de una manera tranquila en un ambiente sano y con lo necesario transcurrió la infancia y la adolescencia de la señora Ricarda y su familia, la cual hoy en día agradece.

Con padres católicos les impartían su fe, forma de rezar y respetar las leyes de Dios. Aunque era muy difícil bajar al pueblo, su padre don Pedro traía a 2 de sus hijos cada 15 días a misa, era lo más celebre que existía para un católico, por la lejanía que les impedía llegar, entonces se utilizaban los Caballos como medio de transporte, más que una eucaristía era estar presente rezando el rosario u orando de cualquier otra forma puesto que los sacerdotes la celebraban en el latín idioma que no dominaban los jóvenes y niños incluso muchos no sabían que se hacía o que significaba, los sacerdotes celebraban de espaldas al público presente.

La forma de vida de la familia Pabón Espinosa, se centraba en el trabajo del campo y de paso cuidar mucho a sus hijos a las jovencitas, como dice doña Ricarda ‘’como una reliquia’’ no las dejaban solas siempre salían con sus hermanos o un familiar cercano que estuviera pendiente.

Las relaciones en ese tiempo eran difíciles porque los padres no brindaban confianza a sus hijas como para tener una relación y comentarles de la misma.

Le toco vivir una época donde si tenía un novio solo podían verse y hablar en la casa y para darse un beso o tomarse de la mano solo se podía a escondidas, porque el miedo era inevitable.

Hoy en día es feliz y agradece que sus padres la cuidaran en esa forma porque de ahí depende formar un buen hogar y criar sus hijos. A la hora de hablar sobre la gastronomía fue muy específica sin exigencias porque solo se comía de lo que había y no le preparaban un plato diferente, eran comidas sanas, naturales como frijol, arveja, yuca, panela, plátano mazorca productos que se daban en la misma finca, solo se compraba el arroz, la sal, el aceite y la carne ……

En la parte cultural solo se conocía cierto tipo de instrumentos los cuales tocaban, entre ellos el requinto y la riolina, bailaban al ritmo que les saliera, la música no la conocían hasta comenzó a llegar los radios y comenzaron a escuchar emisoras, y animar las fiestas con este medio de audio .poco a poco llegaban al municipio diferentes personas y la cultura y forma de vida fue cambiando.

A los 20 años doña Ricarda decidió organizarse con el señor Norberto Vega Torres hombre al que aun admira y del que recuerda que la conquisto por su forma de ser y su dedicación al trabajo, formando su hogar en una finca en la vereda del llano.

Con la responsabilidad de criar 14 hijos esta familia se dedicó a enseñarlos a trabajar, a los hombres en las tareas del campo y a las mujeres a los oficios del hogar brindandoles amor y educación en la escuela del llano a todos sus 14 hijos hasta 5 año, ninguno hizo secundaria, algunos debido a sus respectivas ocupaciones y otros porque no quisieron estudiar, sin embargo el trabajo de la casa fue disminuyendo a medida que sus hijas mayores se encargaron.

Entonces doña Ricarda decidió hacer varios cursos que llegaban al municipio realizando tales como. Un curso de modistería haciendo ropa interior, floristería y de muñecas. en sus tiempos libres practicaba todo lo que aprendía y era su pasatiempo les enseñaba a sus hijas. Estas obras manuales son su gran pasión.

Siempre le ha gustado la poesía por siempre se ha dedicado a hacer poemas, historias contadas por medio de coplas

Le ha parecido fantástico este pasatiempo porque la inspiración que sale desde muy adentro y también porque es una forma de sanamente, expresar de forma escrita sus alegrías, tristezas divertirse sin necesidad de estar hablando u haciendo cosas que no inecesarias y que lo conducen a la perdición

Desde hace 8 años cuando comenzó la emisora al aire con sus coplas tuvo su anónimo que es la coplera mayor. Y con sus coplas ha animado y demostrado que es una persona que pase lo que pase no hay que perder su alegría y confianza en sí mismos para hacer lo que les gusta.

Hoy en día tiene una de las familias más numerosas porque con 14 hijos, 63 nietos y 11 bisnietos se siente feliz, hijos organizados que viven en diferentes lugares del país pero siempre pendientes de sus padres, se puede destacar que es una familia muy unida, alegre, de buenas costumbres

Ya con dificultades de salud pero con el ánimo de seguir por mucho tiempo gozando de esta vida esta pareja que lleva 54 años de casados viven felices y se apoyan mutuamente.

En si doña Ricarda es una persona de ejemplo, sus hijos la admiran como la mejor madre, por su dedicación por sus concejos su enseñanza, madre hogareña y le dan gran gracias a Dios por su compañía y su gran esfuerzo por mantener la mejor familia.

Volver a la Página Anterior


Otros Personajes